You are using an outdated browser

In order to deliver the greatest experience to our visitors we use cutting edge web development techniques that require a modern browser. To view this page please use Google Chrome, Mozilla Firefox or Internet Explorer 11 or greater

Descubre todas las ventajas de ser parte de nuestra comunidad.
Community
INICIA SESIÓN

Entra en Community para disfrutar de todas tus ventajas.

ÚNETE A COMMUNITY

Únete ahora y empieza a disfrutar de muchas ventajas gratis si te haces Seguidor y más beneficios si te haces Amigo o Miembro Corporativo.

DESCUBRE COMMUNITY

El nuevo espacio para amantes del arte y la cultura en el que puedes participar como Seguidor, Amigo o Miembro Corporativo.

DESCUBRIR VENTAJAS
Patrocinada por: Patrocinador: BBK
Patrocinada por: Patrocinador: BBK

Los Proyectos

Buscador

Buena señal

Artista: Manu Muniategiandikoetxea
Curso: 6º
Profesora: Iosune Arratibel
Colegio Amaña, Éibar  

Se plantea el concepto de la comunicación desde el punto de vista del arte, explicando cómo el proceso artístico, en su base, es también un proceso comunicativo, que culmina cuando la obra de arte se muestra y el espectador la recibe.

El aprendizaje de los elementos básicos de la comunicación —emisor, receptor, canales…— sirve como punto de partida para que los estudiantes puedan desarrollar su sentido crítico mediante el análisis de la señalética que les rodea.  Los escolares exploran los múltiples sistemas de comunicación existentes: el lenguaje verbal, las señales de tráfico, el código náutico, el lenguaje de signos…; y llegan a plantearse la posibilidad de inventar otras formas de trasmisión de la información igualmente eficaces.  

Se toman fotografías del entorno, de los carteles, las señales y los códigos más diversos. Así, se identifican tipologías y se idean nuevos y divertidos códigos de comunicación reordenando elementos de los ya existentes. 

Los escolares de Amaña explican así su indagación:

“Para este proyecto nos hemos dividido en cinco grupos. Al principio, creamos palabras con espuma. Después, el primer equipo las coloreó con pintura en espray. El segundo ideó un código con las letras. El tercer grupo dibujó señales con espuma. El cuarto escribió nombres de ciudades y el último inventó señales marítimas”.

Galería de Fotos

Ecosistema en clase

Artista: Iñaki Gracenea
Curso: 5º
Profesor: Jon Etxebeste
Judimendi Ikastola, Vitoria  

El punto de partida de este proyecto es el estudio de los ecosistemas y de la gran variedad de vida presente en la tierra. A través de la pintura y el collage, buscamos cómo representar plásticamente distintos hábitats, así como los organismos que los habitan. Los paisajes, tanto urbanos como de la naturaleza, se representan en grandes murales colectivos que se mueven entre lo figurativo y lo abstracto. En la recreación artística del entorno y sus habitantes, se mezclan distintos colores, empleando patrones geométricos y formas orgánicas, y se recurre también a dibujos pixelados y bloques geométricos.

La clase es en sí misma un ecosistema en miniatura, una comunidad diversa que comparte un medio físico donde interactúan las distintas personas. Teniendo esto en cuenta, se analizan las relaciones entre sus distintos componentes y se expresan cuestiones relativas a la convivencia desde una perspectiva diferente. Aprendemos a vernos y a ver al otro, cómo somos, en que forma participamos en el grupo y qué importancia tienen las acciones humanas dentro del mismo.

Jon Etxebeste, profesor del grupo, resume de este modo la experiencia: 

“Este año, en Aprendiendo a través del arte, hemos trabajado primero sobre el tema de los ecosistemas desde un punto de vista general y, después, nos hemos centrado en el aula como nuestro ecosistema especial y único. Así, hemos dado la importancia y el valor que se merecen a nuestras relaciones y a los roles que ocupamos en nuestro pequeño pero no menos relevante ecosistema: la clase. Como novedad para el alumnado, se ha trabajado de manera manipulativa con un enfoque que ha conseguido despertar el interés de todos. Se han aplicado, se han divertido, pero, por encima de todo, destacaría la igualdad en el trabajo aportado por cada persona, independientemente del nivel académico de cada una”.


Galería de fotos

Códigos urbanos

Artista: Jorge Rubio
Curso: 4º
Profesor: Iñaki Fernández
Colegio Aranbizkarra  

Comenzamos el curso analizando las posibilidades expresivas de las formas de las letras de los distintos alfabetos, la armonía, el equilibrio y el orden; y experimentando con ellas. En el entorno cercano, los escolares encuentran letras en forma de grafitis y tags o firmas. El arte de la calle ofrece múltiples posibilidades a los alumnos, como la de intervenir de manera artística en el espacio público con el fin de sorprender al viandante. Así, comprueban la importancia del proceso creativo en sí mismo, pues cualquier intervención está abocada a su desaparición. El arte urbano es efímero:  en la creación en la calle, lo importante es el acto, y no el objeto final, que queda a merced de la erosión, del vandalismo, etc.
De este modo, los estudiantes inventan diversas formas de "animar" objetos inanimados de su ámbito y, en definitiva, aportan una mirada diferente y divertida hacia los objetos y accidentes que nos rodean en el contexto urbano. Aprenden a fotografiar, a cambiar la escala y el punto de vista, a realizar plantillas, pero, sobre todo, a mirar el entorno de otra manera.

El artista Jorge Rubio resume así el programa:

“Este año, a partir de la creación de lo más básico (los alfabetos), nos hemos centrado en comunicarnos, expresarnos, en entender la pluralidad y la diferencia, como la existencia de distintas lenguas y lenguajes; hemos conocido los variados usos que pueden hacerse de los mismos signos; las distintas magnitudes, intensidades, intenciones, deseos, capacidades, formación...; teniendo en cuenta que todo es válido, y de todo se aprende".


"Además, hemos salido a la calle, intentando aportar puntos de vista diferentes, tratando de compartir sensaciones y asumiendo un dogma imprescindible en la creación -'el objeto no es el fin'-. Es tan inevitable ver desaparecer tu trabajo que su resultado final no debe ser el motor del mismo. No sé lo que duraron nuestras pequeñas intervenciones, pero a la semana siguiente ya no estaban. Aun así, no hubo lamentos; estábamos prevenidos, lo sabíamos de antemano, la obra de arte ya estaba hecha y no iba a durar mucho; la fotografiamos, aprendimos del proceso, la presentamos y esperamos a que la disfrutaran quienes pudieran".


"A pesar de esta contradicción, 'hacer algo para que desaparezca', estoy convencido de que muchos de estos pequeños artistas mirarán de otra manera todo lo que les rodea, bien con intenciones creativas, bien para descubrir lo que otros muestran de manera anónima. Ha sido un gran año, y ha sido un gran grupo; espero que ellos también sientan lo mismo”.

Galería de fotos

Espacio ocupado

Artista: Maider López
Curso: 2º
Profesora: Maxux Eceiza
Colegio Ondarreta, Andoain

¿Cuánto ocupamos todos juntos? ¿Cómo nos relacionamos con nuestro entorno y entre nosotros? ¿Cuántos de nosotros necesitamos para ocupar el hueco de la mesa? ¿Y el de la puerta, las escaleras y el área del campo de fútbol? Nos adaptamos los unos a los otros y al espacio, ocupando espacios a los que normalmente no hemos prestado demasiada atención. Espacios y personas: llenamos espacios con nuestros cuerpos trabajando la convivencia al cooperar los unos con los otros; somos parte de un grupo; varias individualidades diferenciadas formamos un todo que necesita de cada uno de nosotros.

Buscamos distintas maneras de relacionarnos con el entorno y con los compañeros de clase. ¿Cómo está distribuida el aula? ¿Es por su funcionalidad? ¿Responde ello a un mejor funcionamiento en la clase? ¿De qué manera nos condiciona su configuración a la hora de movernos y relacionarnos? Más allá de la funcionalidad, ¿podríamos crear diferentes distribuciones del espacio? ¿Qué ocurre si la silla está encima de la mesa o si, en vez de sentarnos en la silla, nos sentamos en la mesa y sujetamos la silla? ¿Qué sucede si nos subimos cada uno a nuestra mesa y luego intentamos estar todos en una única mesa? ¿De qué modo nos estamos relacionando en cada uno de los casos?  Se organizan divertidas y creativas dinámicas que requieren cooperación y coordinación; trabajamos juntos en situaciones inesperadas que transforman la cotidianidad de la clase.

Maider Lopez explica así su proyecto:

“Hemos experimentado y repensado cómo nos sentamos en clase y cómo este hecho afecta a la manera de relacionarnos y de aprender en ella. Cambiamos la distribución de la clase colocando las mesas de una en una, de dos en dos, de cuatro en cuatro o todas juntas, creando una única mesa para el grupo. Con cada nueva configuración, realizamos diferentes actividades y vemos de qué modo esa conformación del aula influye en el tipo de trabajo que realizamos y en cómo nos relacionamos”.

“Llenamos espacios con nuestros cuerpos. Cambiamos la cotidianidad de la clase y tomamos conciencia de nuestra escala y de nuestra relación con el entorno. Nos adaptamos los unos a los otros ocupando espacios a los que normalmente no prestamos atención, a partir de la cooperación y el trabajo de todos juntos”.


Maxux Eceiza: 

“La experiencia ha sido muy interesante para mí. Los ejercicios propuestos me han parecido muy enriquecedores para los alumnos. Les ha venido muy bien comprender el concepto de espacio y mejorar la conciencia del propio cuerpo.”


Este es el testimonio de uno de los escolares sobre su experiencia:

“Nos metimos tres personas dentro de un armario y llenamos todo el espacio con nuestros cuerpos. Tuvimos que amoldar los cuerpos unos con otros para llenar bien el espacio. Lo mismo que en el armario en otros sitios: en las escaleras, en la cancha de baloncesto y en las porterías. Lo pasamos muy bien”.

Espacio ocupado 8

Galería de fotos

Múltiples miradas

Artista: Naia del Castillo
Curso: 2º
Profesora: Leire Pinedo
Colegio Markonzaga   

A partir de la visualización de vídeos de artistas que trabajan en sus estudios, ubicados en distintas partes del mundo, los escolares descubren el concepto de diversidad, y surgen preguntas sobre el contexto en el que crea cada artista, o sobre las diferencias que existen entre ellos en cuanto a edad, características físicas, procedencia o género. 

Un ejercicio plantea retratar al compañero: fijarse en la forma de sus ojos, el cabello, etc. Después, los alumnos fotocopian los retratos resultantes y los trocean, mezclando los fragmentos para configurar nuevas caras sobre una cartulina de espejo. Finalmente, la propia cara se refleja en el espejo, pero completada con partes de los rostros del resto de clase. Este ejercicio plantea una pregunta: “¿De qué color es la piel?”. Angélica Dass y su Pantone de más de 3.000 pieles les inspira para tomar fotografías de la diversidad de las manos de cada uno y crear un libro “Pantone” con manos de 17 tonos distintos, que se trasladan a pinturas y esculturas.

Los escolares realizan performances y juegos explicando dos ideas contrarias: la colaboración y el rechazo. El mundo no solo puede contemplarse desde una perspectiva única, sino desde diversas. Si tomas un folio y lo colocas delante de los ojos, no verás nada que no sea el folio. Si abres un agujerito, verás a través del papel y, si abres muchos agujeritos, tendrás una percepción más completa de lo que hay ante ti. Cada alumno crea una escultura con forma de catalejo; si los juntamos todos, logramos una visión más amplia. 

Naia del Castillo resume el curso:

“Este año, los niños de segundo de la escuela Markonzaga de Sestao y su profesora Leire, con sus ganas y su atención, me han permitido crear un ambiente de trabajo perfecto, en el que hemos combinado ejercicios, juegos y reflexiones sobre la obra de artistas como Vermeer, Marina Abramović, Mark Rothko o Angélica Dass. De esta manera, poco a poco hemos ido desenmarañando el concepto que el colegio quería desarrollar: la multiculturalidad”.

“Hemos hecho arte. Todo me ha gustado. Lo he pasado superbién. En el Museo hemos visto arte y laberintos. Hemos jugado al juego de YO, TÚ y NOSOTROS. Nos han quedado unas fotos muy bonitas. Animaría a nuestros amigos a tomar parte en una actividad de este tipo”.


Leire Pinedo resume así el curso: 

“Los escolares de 2º curso han colaborado muy bien en este proyecto, trabajando la multiculturalidad a través de actividades y técnicas muy diferentes. Se han conseguido los objetivos planteados al inicio del curso, como la mejora del trabajo en grupo y del uso del euskera. La metodología empleada ha sido motivadora, interactiva y ha fomentado las relaciones entre los alumnos. Todos han participado con ganas y han disfrutado. Para todos ha sido una gran experiencia, muy recomendable”.

Galería de fotos

El robot y el fantasma

Artista: Elssie Ansareo
Curso: 2º a 6º
Profesoras: Mª Begoña Pasarín y Ana Mª Vega Igelmo
Colegio La Arboleda, Valle de Trápaga  

¿Qué es la mitología? ¿Qué es un personaje mitológico? ¿Cuáles son sus características? Se analizan y debaten las historias que hay detrás de estas figuras, su valor simbólico. Y se invita a los escolares a que ideen a sus propios protagonistas. Entre todos, acuerdan y seleccionan los personajes: un fantasma y un robot; e imaginan sus particularidades, así como una narrativa que vincule a los distintos personajes entre sí.

Para la concepción de los personajes se plantean varios juegos: el dibujo automático como herramienta para empezar a crear, la transformación lúdica de lo que conocemos y la mezcla de diversos elementos, generando híbridos o animales fantásticos o nuevas configuraciones a partir de figuras geométricas. Se ejecutan bocetos dibujando cómo podrían ser esos personajes y se seleccionan tres de los casi 50 que se realizan. Los tres personajes elegidos por consenso se materializan en una instalación de grandes dimensiones. 

Ana Mª Vega Igelmo, profesora de La Arboleda, define así la experiencia: 

“Los niños están encantados, emocionados. Conocen técnicas y formas diferentes de hacer cosas. Hasta ahora quizá en la escuela nos centrábamos más en el uso de témperas o pinturas, pero, como en este proyecto se trata de diseñar, de pensar para hacer cosas diferentes, la actividad les saca de la rutina, de la plástica. Por eso, aquí les vemos supercontentos; están esperando el viernes, a que llegue Elssie”.


Un alumno refiere su vivencia con estas palabras: 

“Cuando más he disfrutado en los talleres ha sido a la hora de crear el robot. Me entusiasma todo lo que hacemos, porque he aprendido a inventar cosas, como un robot y un fantasma, con todas sus características y su historia. Al Robot Ramón le gusta jugar al tenis y al póker, hace casas, vive en un castillo y baila sevillanas; además, es muy amigo del fantasma. El robot vive en China y el fantasma, en La Arboleda.”

Galería de fotos

Uso de cookies

En esta página, utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies